12 de diciembre de 2007

Blogsayo II. Sobre la manipulación en la guerra del golfo

En 2003 el actual presidente de los EE.UU de América George W.Bush, aseguraba ante el mundo entero la existencia de armas de destrucción masiva en territorios irakíes. Esa mentira justificó una guerra injusta que causó la muerte de miles de civiles en Irak.

Trece años antes, su padre, George H.W.Bush utilizó artimañas parecidas para ganarse a la opinión pública y a la ONU y justificar otro conflicto armado con Irak. Pero está vez la cosa fue más lejos.

Una empresa de publicidad de considerada reputación (encargada entre otras cosas del marketing de la empresa Pepsicola) recibió 10 millones de dólares, el equivalente al coste de una campaña electoral americana, por encargarse del caso.
La base de esta campaña, fue el supuesto asesinato cometido por el ejercito irakí en un hospital de Kuwait: con el fin de robar material médico, los soldados irakíes sacaron bebés recién nacidos de las incubadoras y los dejaron morir en el suelo.
Con lágrimas en los ojos, una kuwaití de quince años, testigo anónimo de los hechos, relataba lo sucedido ante un congreso especial de las Naciones Unidas. Al poco tiempo Amnistía internacional publicaba un informe con la cifra exacta de bebés muertos: 312.

Como era de esperar, la opinión pública norteamericana quedo conmocionada por los hechos, y no dudó en apoyar la actuación armada de los marines estadounidenses, que ya contaba con la aprobación de la ONU.

A los pocos meses, un grupo de periodistas canadienses reveló al mundo (en España el reportaje fue emitido en la televisión pública en su horario habitual de las tres de la mañana) la verdad sobre el “caso incubadoras robadas”:

Nunca hubo trescientos bebés juntos en un hospital de Kuwait.
Nunca fueron robadas las mencionadas incubadoras.
Y la única testigo de los hechos fue la hija del embajador kuwaití en EE.UU.

Cuando se interrogó a los implicados en el caso (desde luego de manera extraoficial), estos se mantuvieron en sus trece respecto a lo sucedido. El embajador aseguró que mandaron nuevas incubadoras al día siguiente de los acontecimientos y reiteró que su hija dijo la verdad en sus declaraciones.
Sin embargo no pudo explicar porqué la sede de la empresa de publicidad Hill and Knowlton, cuyo máximo directivo era asesor del presidente de EE.UU, cedió una de sus plantas a la organización “Association for a free Kuwait”.
Tampoco pudo explicar porqué fueron donadas cantidades ingentes de dinero a dicha asociación, ni porqué todos los médicos presentes en el hospital en el momento de los hechos negaran lo sucedido e incluso la presencia de su hija en Kuwait.
Sin embargo, y pese a las pruebas, este grupo de periodistas apenas consiguió movilizar a la población, ya que está comprobado que eso solo se consigue con 10 millones de dólares.
Parece mentira que los americanos (y no solo ellos) cayeran en una manipulación de igual calibre (e incluso más inverosímil) tan solo trece años después. Claro está que Bush hijo asegurará hasta su muerte la existencia de armas de destrucción masiva en Irak, y su padre la muerte de aquellos pobres e indefensos niños prematuros en Kuwait.

Solo me queda decir, o más bien gritar : ¡No a la manipulación en los medios de información! (tal como reza una pintada en un muro de mi facultad). El debate queda abierto, creo que es algo que no puede dejar indiferente a nadie.

7 comentarios:

Bano Tuk dijo...

Despues de leerlo, me quedo con una duda, ¿Cuando escuchas una información, que haces con ella?
-Te la crees, y ya esta, la Tv siempre dice la verdad, con lo cual reaccionas contra Irak.
-No te la crees, la Tv siempre miente, reaccionas contra el gobierno manipulador.
¿Realmente esperas que la gente se moleste en contrastar las noticias?¿Cuanta gente conoces que lea mas de dos periodicos y que sean de distinta ideologia?

Hada dijo...

Nadie, tú lo has dicho, se molesta. (yo lo hago cuando no tengo que pagar por comprar un periódco cuya ideología no comparto). Pero lo que cambia de un periódico a otro es la forma de dar las informaciones, no las noticias en sí. En este caso la cosa va más lejos, no se comenta o tergiversa una noticia, simplemente se crea, se inventa. Y si un periódico crea una noticia, probablemente a otro no le quedará más remedio que hacerse eco de ella y publicarla de manera que ni contrastando medios puedes llegar a la verdad...
Si hoy te dicen en el telediario que han muerto dos niños en Argelia, te lo crees. Si te dicen que con unas capsulitas dejarás de ser calvo, te lo crees y si te dicen que una crema te hace parecer 10 años más jóven,¿Qué haces? Creértelo. Pues igualmente cuando a una nación conmocionada le dices que han muerto 312 niños, se lo cree.
Aunque aún me queda la esperanza de saber que hay gente que todavía se plantea las cosas, y no cree todo lo que digan los medios, sobre todo la sagrada televisión de este país.

En fin, debate, me gusta, aunque creo que no tiene solución posible.

Nimendil dijo...

No, es muy difícil distinguir cual es la verdad imparcial y absoluta. Desde los presocráticos llevamos intentando encontrar la verdad y aún no lo hemos logrado, y eso que antes no había tantos medios de comunicación para manipular...

Khazum dijo...

No solo no lo hemos logrado sino que cada vez vamos a peor. Yo creo que viendo la situación mundial actual, estamos volviendo a ser el mono prehistorico, con un defecto más, y es que el primer hombre solo tenía huesos, palos de madera, piedras. Ahora el hombre, que sigue siendo mono, tiene 'mas cerebro' para malas acciones, armas de toda clase y valores que no son solo por supervivencia.

Aparte lo que decis acerca de que informacion creer, supongo que habrá que creerse el termino medio de cada ideologia. De todos modos, creo que cada uno ha de tener unos valores e ideales que no sean manipulables. Pero esta sociedad de masas...

Hada dijo...

El problema es que nadie piensa que su mente está siendo manipulada. El manipulado no sabe que lo está, y el que está seguro de que no lo manipulan, es probable que se equivoque...

Si, hay que tener ideales, principios y valores...pero ¿y si todos ellos son infundados? Al fin y al cabo la mayoría de ellos los hemos adquirido a través de la sociedad, y la sociedad de por sí está manipulada...

Pongamos algo de esperanza en la poca gente íntegra que queda...

Khazum dijo...

Pero entonces, si como dices tu, los valores que tenemos nos vienen dados por la sociedad. ¿No hay nadie integro?

Es fácil que te maipulen y es verdad que todos de alguna manera estamos manipulados vilmente, no hay que ver más que la sociedad en la que vivimos...Pero dentro de esos valores manipulados hay unos mejores y otros peores.

Hada dijo...

No digo que no haya personas íntegras, sino que hay pocas.

Me parece una curiosa manera de verlo: partiendo de que todos los valores son manipulados, hay unos mejores y otros peores. Estoy de acuerdo.