10 de diciembre de 2007

Blogsayo I. Sobre el enamoramiento

El enamoramiento es un fenómeno curioso (como casi todos los temas de los Blogsayos). Que si sí, que si no. Normalmente los enamoramientos, tal como yo los entiendo, no llegan a buen puerto. De hecho, normalmente no te enamoras y luego sales con una persona, sino que sales con una persona y luego te enamoras, cosa que no debería ser así. Eso en el mejor de los casos; en el peor te enamoras y ahí te quedas. ( Habría un caso peor que el peor, que sería el de no enamorarte, que no es malo, sino triste, aunque muchas veces mejor que el peor. (blablabla).
A continuación haré un esbozo del esquema del enamoramiento:

- Llegado el momento en que tienes una persona en mente, empiezas a notar que tienes una gran cantidad de similitudes con ella (¡Oh dios mío!¡Pero si somos almas gemelas!)
Seguramente esto no sea cierto, pero a ti así te lo parece, e incluso se lo aseguras a tus amigos. En el último capítulo te darás cuenta de que lo que parecían similitudes son comparaciones, y lo que parecían pequeñas y graciosas diferencias, son enormes abismos.

- El capitulo intermedio es diferente para cada persona. Aquí tenemos opiniones para todos los gustos. Cada uno es como es, amigo. Los hay que dan el paso corriendo, no vaya a ser que se desenamoren. Los hay que esperan a que un minúsculo ser asexual con alitas, arco y flechas les mande un conjuro mágico. Los hay que creen que una fuerza sobrenatural actuará en consecuencia. Y los hay que simplemente pasan, porque creen que todo les sale mal siempre y pasan de tratar de poner ilusión (y tiempo) en algo que no va a dar resultado y que encima les hará sentir ingenuos y estúpidos.
Estos últimos suelen tener un pequeño resquicio en la circunvolución del cerebro dedicada al enamoramiento (no, el amor no reside en el corazón) que confía en aquel pequeño ser alado.

- El último capitulo lo omito, porque esta historia tiene muchos desenlaces, y para gustos colores. Aunque no olvidéis que el final de todo ser es la muerte, o bien otra cosa que me he dado cuenta de que es demasiado terrible como para ponerla en mi blog (Tampoco quiero que me censuren en China, compañeros de Sima de Rol).

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

Si desearíais no enamoraros nunca, estáis perdidos (Hasta los Nexus 6 se enamoran)
Si seguís creyendo que cupido os salvará...no tengo consejo que daros
Si no podéis esperar el gran día en que volváis a enamoraros de nuevo, enhorabuena
Y si sabéis que es algo cruel e inevitable, bienvenidos al club.

Y puestos con los tipos de gente que hay, los habrá que lean esto y piensen que que pesimismo irradia, pero como decía alguien de cuyo nombre no quiero acordarme, no es pesimismo, es realismo. Y el realismo es algo personal e intransferible. Así que dicho queda, es mi opinión y la comparto.

Me despido, saludos desde este blog que no pretendía contener filosofía barata, y la contiene y la contendrá. (porque es lo que le da sentido)


P.D: blablabla significa: “párate a pensar el barullo que acabas de leer”

7 comentarios:

Nimendil dijo...

Buen inicio para tus blogsayos, Hada.

¿Que final podría ser más terrible que la muerte, tanto que deba ser censurado en China?

Hada dijo...

la humillación.

la humillación política en el caso de china...

Khazum dijo...

Desde luego los chinos censuran de todo...

Que duro el enamoramiento, sobretodo el amar sin ser correspondido. Yo siempre digo que el no de alguien ya lo tienes, asi que nunca hay nada que perder. Eso si actua con moderacion, es tu responsabilidad. Jajaja

Y es verdad que pocos amores son infinitos...

Hada dijo...

solo el amor de una madre a su hijo...XD

Khazum dijo...

Tristemente ni siquiera eso. Hoy ha salido en el periódico, si nos fiamos de la información, que un padre ha matado a sus hijos en EE.UU. tirandolos por un puente. El otro día una madre dejó abandonada a su hija en un contenedor de basuras...Ni siquiera el amor de una madre a una hija...

Pejooe dijo...

Jajajaja, genial el tono.

Cuando algunos se enteren que cúpido es un conjunto de reacciones químicas del cerebro, el amor romántico estará abocado al peligro de extinción.

Y entonces, sólo entonces, se dará paso al amor racional, aquel que se cimienta sobre el egoísmo del ser humano. Si al final, somos todos unos interesados.

SALUDOS

Andrés dijo...

"El amor es como la pera. La pera es dulce y tiene forma. Intentad definir la forma de la pera" Andrzej Sapkowski.

Buen comienzo, Hada. Creo que me va a gustar leer tus blogsayos...