19 de octubre de 2008

RH+: El vampiro de Sevilla

Mi condición de babysitter a veces me lleva a insospechadas situaciones.
La última: RH+: El vampiro de Sevilla.

No suena muy infantil, pero es el título de una película de dibujos animados para niños. La historia no está muy clara.
El argumento es algo así como que una familia de vampiros alemanes de raices folklóricas españolas deciden emigrar a un palacete en Sevilla. El padre, Manolo Malasangre, de 500 años, es mayordomo de la viuda del Conde Von Salchichen de Frankfurt. Al final, como la viuda no quiere que se vayan, el hijo le dice que se van de vacaciones a Mallorca, y accede a ir con ellos.
Pero resulta que el avión que alquilan para ir a Sevilla está pilotado por un cazavampiros, y acaban teniendo un accidente.
Entre tanto, un pulpo extraterrestre tiene que salvar la Estatua de la Libertad, que va a ser derruida por un malo malísimo llamado Piraña Jones, pero sus compañeros extraterrestres no quieren ayudarlo y se van de vacaciones. Así que el pulpito llama a todos los superhéroes que se le ocurren: superman, spiderman, lobezno, batman...pero todos le ponen alguna excusa, excepto uno, que se encuentra en Toledo, Ohio, porque ha tenido un accidente, pero mientras está hablando con Little Chip (el pulpito extraterrestre) se cortan las comunicaciones, asique Little Chip se va a buscarlo en la Cafetera voladora a Toledo, Spain, pero tiene un accidente y se encuentra con un toro que sabe japonés, y un japonés que quiere ser torero. Little Chip está intentando arreglar la cafetera voladora cuando caen del cielo la familia de vampiros y todas sus pertenencias. Juntos arreglan la cafetera y cuando Little Chip va a llevar a la familia a Sevilla se topan con la nave de un malo malísimo del espacio y acaban en un agujero negro. Don Manuel Malasangre y Little Chip caen directos del agujero negro en Nueva York y trataran de derrocar a Piraña Jones. Entre tanto se encuentran con el Conde Von Salchichen de Frankfurt que el muy mamón había fingido su muerte para deshacerse de la condesa, que por otro lado es muy pesada y acaba en una isla del Pacífico dentro de un ataúd rodeada de tiburones. Total, que al final toda la familia consigue salir del agujero negro y se quedan a vivir en un pisito en Brooklyn. Y Little Chip consigue salvar la Estatua de la Libertad, un símbolo para el mundo entero.
Y a todo esto no he mencionado a la oveja Carmensita, que también es vampira, y además puede volar.

Surrealismo en estado puro.

6 comentarios:

Guybrush dijo...

Hasta que no he visto el vídeo estaba seguro de que te lo habías inventado todo.

rafa60's dijo...

Pues es una historia demasiado surrealista. Pero eso solo desde el punto de vista de una persona ya adulta, para un niño de 8 años eso es guai sabes?jajajajaja
por cierto, un domingo, me invitas al cine, y me haces el domingo menos gris jajajajaja

Hada dijo...

Sí, esa era la intención del vídeo Guybrush. Al trancribirlo me decía que no podía ser cierto...

Hacemos una cosa Rafa, tú me invitas y yo pongo el technicolor.

Ki dijo...

emm... me parece que sobro, pero como creo que eres la unica que se lee mis efemerides, me he pasado a una visita... un tanto inoportuna, pero visita al fin y al cabo

Ki dijo...

emm... me parece que sobro, pero como creo que eres la unica que se lee mis efemerides, me he pasado a una visita... un tanto inoportuna, pero visita al fin y al cabo

Hada dijo...

¿Cómo vas a sobrar Ki? ...Este es el comienzo de un nuevo lector!